PROCESOS INDUSTRIALES 

En toda línea de fabricación existen diferentes variables que se van alterando según cambia la materia prima, se acumula suciedad, se aflojan elementos móviles, se dañan o deterioran partes, pierden funcionalidad los equipos, se pierde la lubricación, etc. Todos estas variables van restando producción y aumentando los costos.

Nos enfocamos en mejorar los procesos de producción continua, estudiando las velocidades de línea, las detenciones de los equipos e implementando actividades que mejoren la eficiencia y performance.

Con diversas herramientas, entre ellas las de análisis de detenciones de máquina, el mantenimiento preventivo, TPM, mantenimiento predictivo y muchas otras; se pretende optimizar la performance de línea, disminuir retrabajos y asegurar la calidad del producto entregado.

Al mejorar las paradas de producción, mantener el equipo en condición básica y aprovechar al máximo de la capacidad disponible, vamos a lograr producir más productos en los mismos tiempos, el resultado final es un menor costo de producción.

En muchos casos los análisis derivan  en la necesidad de una reingeniería de procesos, actualización de los equipos o nuevos procedimientos de trabajo.

Medimos la productividad como la variable de mejora. Según el proceso que se esté estudiando se determinan KPI´s (variables de medición)  que relacionan la cantidad de producción con el uso de los recursos (personas, insumos, tiempo, energía, etc).

Con estos KPI se monitorea el proceso, se evalúan los cambios y se retroalimenta el sistema de mejora continua.

KPIs

 

oilgas_KPIs

salesRepKPIgauges

 

 

 

 

 

 

 

 

No solamente perdemos performance mientras estamos produciendo, en las tareas de limpieza, mantenimiento y cambios de formatos también tenemos pérdidas.

Aplicando técnicas como el mantenimiento autónomo, planeado preventivo, cambios rápidos (SMED), 5S’s y otras herramientas, se puede disminuir los tiempos y aprovechar al máximo la capacidad de las máquinas.

Desde Sinergias proponemos trabajar muy fuertemente estos pilares atacando y minimizando:

– Pérdidas de material y producto.

– Pérdidas tiempo y mano de obra.

– Procesos que no suman al valor agregado del producto o servicio.

– Productos con defectos y reclamos de clientes insatisfechos.

– Personal no comprometido con su trabajo.

– Accidentes e incidentes.

Objetivo principal: atacar toda aquella acción o suceso que esté atentando contra los costos de producción.